El retorno armado de las Farc

0
37

Cómo lo habían previsto los que votaron por el NO en el plebiscito, las Farc regresan públicamente a su proyecto armado. Es la combinación de todas las formas de lucha que siempre ha sido la estrategia comunista. La guerrilla colombiana nunca entregó todas las armas ni jamás entregó el dinero producto del narcotráfico.

El plan b de Iván Márquez y Santrich siempre fue la continuación de la guerra. Los acuerdos de paz con Juan Manuel Santos fueron diseñados de tal forma que las Farc quedaban organizadas estratégicamente en zonas claves para el plan b. Las decisiones de seguir traqueteando eran el resultado de un plan para seguir con la guerra. Las Farc nuevamente hacen conejo a La Paz y con la complicidad de buena parte de la clase política.

Quienes se opusieron a los acuerdos de La Habana tenían sobradas razones para no creer en que las Farc dejarían las armas. Las famosas disidencias de las Farc eran un plan b de la guerrilla que hoy se encuentra en estrecha alianza con el ELN.

Ya lo había anunciado Ariel Avila y su Fundacion, las Farc, el ELN y algunas bacrim se han juntado para retomar desde Venezuela y Cuba La guerra contra el régimen, es decir la guerra frontal contra el gobierno de Iván Duque. Esto está perfectamente coordinado con la guerra jurídica contra los enemigos del Acuerdo de La Habana. Esta estrategia incluye el debilitamiento del Centro Democrático y él encarcelamiento del expresidente Alvaro Uribe.

Nada de esto resulta nuevo par quienes nunca le apostaron a un proceso basado en la impunidad y en la mentira. La guerra de las Farc contra el estado está perfectamente coordinada desde Venezuela y Cuba. La combinación de las formas de lucha incluye hoy el poder mediático que ha alcanzado la guerrilla y las simpatías que han logrado en los principales columnistas del país. El complemento necesario es haberse apoderado de las altas cortes donde hoy existe la vocación de dejar libre a Santrich o de no escuchar a Marín el principal testigo del traqueteo de Santrich, al tiempo que existe la plena convicción de deben meter preso al expresidente Alvaro Uribe.

Por Fernando Álvarez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here