Indagatoria a Uribe un triunfo pírrico de los mamertos

0
18

Por: Fernando Álvarez 

Desde hace más de un año cuando la Corte Suprema de Justicia abrió investigación formal contra el expresidente Alvaro Uribe Vélez y el representante Álvaro Hernán Prada, por los presuntos delitos de fraude procesal y soborno, la mamertada nacional se propuso asediar a la Corte con una pregunta para hacer presión permanente a fin de lograr que se citara a indagatoria a Uribe. ¿Y para cuando la indagatoria? Se volvió un hashtag, se hizo tendencia y en el mundo off line se convirtió en una consigna de guerra de los columnistas antiuribistas.

A partir de ese momento las FARC, el ELN, los reductos del EPL, el Partido Comunista, la Colombia Humana de Gustavo Petro, el Partido Verde y los columnistas filomamertos como Daniel Coronell, Daniel Samper, María Jimena Duzán, Vlado y Matador; o comunistas como Iván Cepeda, exguerrileros como León Valencia y Ariel Avila, aparte de los santistas e impulsores de los acuerdos de la Habana, todos a una, decidieron hacer coro para que la Corte optara por aceptar como válidas las interceptaciones telefónicas al expresidente Uribe, las cuales él había objetado porque consideraba que se obtuvieron de manera ilegal.

Al final de la semana, ante la presión mediática, las exigencias del cartel de la toga y las facturas de cobro santistas, la Corte Suprema de Justicia decidió darle gusto a su hinchada mamerta y citó a Uribe a indagatoria el próximo 8 de octubre, curiosamente el día del “guerrillero heroico” que celebran los comunistas por ser la fecha en que murió abatido el Che Guevara en Bolivia. De esta manera tambien dejaba en firme la postura de que las interceptaciones telefónicas obtenidas “accidentalmente” harán parte del acervo probatorio del que se alimentará este proceso.

Aunque el exmagistrado José Luis Barceló, antes de retirarse, reconoció con cierto desparpajo las extrañas circunstancias en que por “accidente” se había llegado a interceptar el celular de Uribe, sorprendió en su momento que aceptaba con algo de cinismo que de todas maneras este hallazgo había que incorporarlo al expediente por supuesta manipulación de testigos. Además, es un hecho que la presión de los enemigos de Uribe hizo que Sala de Instrucción de la Corte decidiera rechazar los recursos de nulidad presentados por sus abogados.

Curiosamente Barceló aceptó que cuando se dio la orden de intervenir el teléfono del representante Nilton Córdoba por un caso de corrupción, los investigadores de la Fiscalía le informaron a la Corte que el teléfono interceptado no tenía validez porque no se relacionaba con los hechos que motivaban la investigación y se ordenó la cancelación inmediata la intervención a esa línea. Sin embargo, extrañamente por tratarse de un «hallazgo imprevisto e inevitable» las llamadas fueron trasladadas al expediente contra el expresidente. «No hubo nada ilegal ni fue un error», sostuvo confusamente el magistrado Barceló.

La Corte Suprema de Justicia ha pasado por momentos de transición debido a la creación de la doble instancia para aforados. Los expedientes de la investigación contra Álvaro Uribe Vélez llegaron a manos de los magistrados de la recién creada sala de instrucción, de tal suerte que la segunda voz en pronunciarse fue la de la magistrada Cristina Lombana, quien fue la ponente de un auto según el cual encontró la prueba «ajustada a la legalidad». Y explico que se negaba la solicitud de la exclusión probatoria alegada por la defensa, aun así, los enemigos de Uribe lograron recusarla y finalmente promovieron su separación del proceso.

Lo que resta esperar es que la propia audiencia adquiera la transparencia que requiere un caso tan vistoso como este. En este sistema la indagatoria es una figura que le permite al investigado defenderse, exponer sus explicaciones y dar su versión sobre el caso por el que se le investiga. Expertos afirman que definitivamente es un caso sui generis por cuanto la intencionalidad de la Corte Suprema es manifiesta en contra de Uribe ya que es el mismo alto tribunal que dejó libre a Santrich. Y como está cantado el fallo está cantada la reacción que suscitará una medida en contra de Uribe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here