El comisionado Fernando Álvarez contradice a Daniel Coronell ;Cree que soy la piedra en el camino de sus negocios”

0
118

El periodista y miembro de la Comisión Nacional de TV decidió romper su silencio por primera vez con la OTRA verdad sobre los duros señalamientos que hizo en su contra Daniel Coronell. Sostiene que el Director de Noticias Uno tilda de corruptas las asociaciones que lo eligieron a él en la CNTV, pero no dijo nada cuando esas mismas entidades eligieron a su amigo y exjefe Javier Ayala. Además, afirma que Coronell lo ataca porque conoció «sus negocios con el controvertido César Villegas» en el Noticiero NTC.

El comisionado de la televisión y periodista Fernando Álvarez no había querido pronunciarse sobre los señalamientos que ha realizado en su contra Daniel Coronell, director de Noticias Uno, para evitar una polémica mayor en virtud de su actual cargo público, peto debido a la gravedad de las imputaciones. decidió romper su silencio con la OTRA verdad sobre este espinoso tema.

Álvarez aceptó dar esta entrevista en primicia a nuestra revista, pero advirtió que lo hacía en su calidad de ciudadano y periodista y no como comisionado y, mucho menos en representación de la Comisión Nacional de Televisión.

Coronell. en su columna de la revista Semana. relacionó a Álvarez con el extinto capo del Cartel de Medellín, Pablo Escobar, y aseguró que en su elección hubo un manto de dudas por haber sido apoyado por «asociaciones dudosas». Álvarez le ratifica y afirma que el connotado comunicador sólo se pronunció cuando él fue elegido, pero que no dijo nada cuando esas mismas asociaciones eligieron a su amigo y exjefe, Javier Ayala.

Álvarez sostiene que Coronen se rasga las vestiduras por las actuaciones de ciertos personajes, pero no se ruboriza ni le dan nauseas por haber sido socio en su noticiero NTC de César Villegas, ‘El Bandi’, que terminó meso en el proceso 8.000 por sus nexos con el narcotráfico, al tiempo que insinúa que el actual Director de Noticias Uno «tumbó» a Villegas.

La OTRA verdad: ¿Usted conoce al periodista Daniel Coronell?

Fernando Álvarez: «Personalmente no. Sé que es un empresario de la televisión, entiendo que es un buen editor. que tiene cierta chispa periodística, que es un buen investigador, aunque no haga buen uso de ello, pero yo no lo veo como lo ven muchos de mis colegas, como un periodista independiente o un adalid de la democracia o como el mismísimo símbolo de la libertad de prensa. Es un periodista negociante, que vende información espectacularista y cuyo fuerte está en generar sintonía a punta de sensacionalismo, de capturar audiencias con base en encontrar chivos expiatorios, de explotar los bajos instintos público consumidor de chismes de magnificar episodios y de sembrar en el ambiente ciertas especies sobre algunas personas sin tomarse el trabajo de sustentarlas o de confrontarlas y, cuando lo hace, es para tender encerronas en la dirección que ha escogido previamente”.

LOV: ¿Por qué no lo ve como un gran periodista, como lo ven algunos sectores?

FA: «No. definitivamente no lo puedo ver así. Creo que Coronell maneja la información con un criterio pasional, la descontextualiza y no tiene mucho problema ético para orinar historias a partir de encadenar caprichosamente datos inconexos.

Hoy, la mayoría de los opinadores en los medios, es decir la opinión publicada, que no es lo mismo que la opinión pública. lo considera el estandarte de la moral pública, lo define corno un periodista de oposición y casi como un prohombre nacional. Yo no lo siento así. Yo lo veo como una persona que tiene una confusión estructural porque al tiempo que se rasga las vestiduras por las actuaciones de ciertos personajes, no se ruboriza ni le dan nauseas por haber sido socio en su noticiero NTC de «El Bandi», el señor César Villegas, el millonario hombre del equipo Santa Fe que terminó preso por el proceso 8.000 y a quien durante mucho tiempo los empresarios nacientes y los negociantes cortoplacistas buscaban como inversionista, ya que tenía fama de ser un nuevo rico que se había forrado en dinero ilícitamente otorgando licencias de pistas y avionetas a los narcos a comienzos de los años ochenta cuando fue Jefe de Planeación de la Aeronáutica Civil. Sinceramente. no creo que Coronell haya sido asaltado en u buena fe por Villegas, como él dice. De repente fue al revés».

L0V: ¿Qué sabe de esa sociedad con Villegas? ¿Coronen no la niega?

FA: «César Villegas era algo así como un Pastor Perafán, un ·exitoso hombre de negocios» que todo el mundo sabía que manejaba dineros de José «Chope» Santacruz y del Cartel de Cali. Todo el mundo quería que invirtiera en sus negocios, pero todo el mundo el hacía el loco sobre la procedencia de su capital. Al igual que a Perafán. cada vez que algún grupo de periodistas quería montar un nuevo medio de comunicación lo buscaban como inversionista de capital de riesgo. Recuerdo que llegaron a montar una empresa faraónica que se llamó Imagen y Sonido y que a Villegas lo buscaron los familiares de un ex presidente de la República para que metiera dinero en una revista que se montó en la década de los 90. Eso, a este neoabanderado de la ética, no le parece ni «asociaciones dudosas» ni lo percibe como una dualidad moral. Ahora, a diferencia de muchos colegas, yo no lo veo corno un periodista independiente porque, precisamente, fue de los favorecidos por un gobierno para que se enriqueciera lícitamente cuando los noticiaron se entregaban a los amigos para pagar favores. ya fueran políticos o más íntimos. Y, por supuesto. en ese momento no era periodista de oposición sino uno más de los informadores al servicio de ese gobierno».

LOV: Pero para la mayoría de la ciudadanía NTC fue un buen noticiero.

FA: «Al margen de la calidad periodística de NTC. en ese noticiero, hubo muchas cosas que aún se mantienen sombrías, como la participación camuflada de altos funcionarios públicos. Yo hacía la revista del equipo de Santa Fe cuando se discutían en las oficinas de VC Maderas y VC Inversiones las empresas de Villegas, los detalles de cómo se montó esa empresa de televisión. Y hay testigos que conocen toda la historia de lo que se fraguó alrededor de esa asociación, que nació con dineros calientes y con mucho personaje público tras bambalinas. O sea que yo creo que nadie puede soñar con atreverse a comparar a Daniel Coronell con un Antonio Caballero, un Alberto Aguirre o un Alfredo Molano, periodistas independientes que han estado siempre en la oposición desde una perspectiva democrática y progresista, que han estado en la mira de los enemigos agazapados de la paz. Incluso, he oído a mucha gente decir que es un insulto contra Herrando Gómez Buendía haber sido reemplazado por este nuevo generador de opinión efectista».

LOV: ¿Qué opina de las amenazas a Coronell?

FA: «Yo condeno todo tipo de amenazas y, si existen contra Coronell, las reprocho y me solidarizo con él, y puedo decirle de corazón que lo siento mucho parque conozco lo que es estar bajo esa espada de Damocles. Pero sí creo que hay que hacer una distinción categórica: Hollman Morris puede estar amenazado por la ultraderecha, por ser un periodista comprometido, de izquierda, O Per denunciar desapariciones y violaciones de derechos humanos o situaciones de estas, país si a Coronell lo amenazan será por andar metido en otros líos o por sus malas compañías.

Yo no me engaño. Eso de la muerte de Villegas en esas circunstancias tan escabrosas todavía tiene mucha cola. Lo cierto es que si alguien descansó con la muerte de Villegas fue Coronell porque Villegas lo acusaba de haberlo tumbado mientras estuvo preso y “El Bondi”, como culebra, debería ser una cosa seria. Sus dineros también tenían mucho que ver con transacciones del Cartel del Norte del Valle y esa gente no se pone con vainas. Así que, si alguien quedó tranquilo con su muerte. a la fija que hay otros que quedaron heridos y en ese mundo los capítulos no se cierran tan fácilmente”.

LOV: ¿Por qué Coronell enfila baterías permanentemente contra usted?

FA: «Es parte del maniqueísmo que lo caracteriza y que maneja a la perfección desde sus avezados computadores. Él se escandalizó cuando yo salí elegido porque aparecieron unas curiosas asociaciones de directores en Malambo (Atlántico), que a su juicio no son legítimas. Se horrorizó porque Alberto Pico, aparentemente dio su voto por mí y se alborotó porque participa asociaciones de productores de televisión, Pero curiosamente esas mismas asociaciones habían elegido a su amigo ex jefe Javier Ayala dos años atrás, y en ese momento, no se sonrojó ni sintió ningún tipo de sofoco. O sea, que Coronell tiene una visión muy particular de la ética: lo que es bueno para sus amigos es malo para lo que no son de su resorte. A mí me acusa en sus columnas de haber escrito odas a Escobar u no entiende qué interés puede tener para tergiversar tan olímpicamente la realidad. Ya que probablemente no hay periodista en Colombia que haya hecho investigaciones serias y que haya denunciado las actividades criminales de Escobar y sus nexos con los paramilitares en la década del 80 que yo. «El Prontuario de Escobar». «La Contrarrevolución en Urabá» o el “Dossier Paramilitar». que es un tema que Semana replica cada vez que cumple años o celebra una edición especial, son algunas de las carátulas que pueden mostrar lo que en realidad he escrito yo sobre Pablo Escobar y sobre los temas del narcotráfico y el paramilitarismo. Si Coronell se vino lanza en ristre contra mí debe ser por lo que conozco de sus negocios con ‘El Bandi'».

LOV: Entonces, ¿o qué atribuye esa actitud contra usted? El afirma que usted es un tipo corrupto.

FA: «Negocios. Él es un negociante de los medios. Monta empresas y sociedades para todo. quiere ganárselas todas y le apunto al dinero con mucha devoción, y se ha propuesto, sin tener ningún tipo de pedigríes ahí donde está su error; querer ser el magnate de la televisión en Colombia. Aunque, creo que de alguna manera ha logrado controlado todo un canal. Y como negociante de la información. le había invertido a tener amigos comisionados.

Él es íntimo amigo de Javier Ayala y le apostó a su reelección cuando yo lo derroté. Muchos periodistas recuerdan en el lobby que hizo Coronell en la primera elección de Ayala, la celebración con bombos y platillos en el restaurante Pajares Salinas cuando ganó otro comisionado y la infinidad de gestiones que hizo. Incluso con gente del Polo Democrático, para que apoyaran la reelección de Ayala en contra mía. Él como todo empresario, tiene intereses y puede creer, de pronto equivocadamente, que yo sea una piedra en el camino de sus negocios. Esa afirmación que usted dice que él hace sobre mí confirma lo que digo de que él no tiene problemas en armar historias con base en tergiversaciones y poner calificativos desde una visión interesada y subjetiva. Ahora. por eso creo que tiene una visión distorsionada de ciertos adjetivos porque yo le parezco corrupto y yo no soy el que ha tenido socios delincuentes, ni empresas con accionistas mafiosos, ni participación encubierta de funcionarios del Estado».

LOV: Pero hay otros periodistas que piensan parecido a Coronell respecto de usted.

FA: «Y hay muchos otros que piensan exactamente lo contrario sobre mí y sobre Cornell. Ahora, en los medios existe una especie de canibalismo y el que se destaca lo calumnian. Aunque eso sucede en general en la sociedad. Si un muer es ascendida en su puesto, lo primero que dicen es que está saliendo con e jefe; si un actor o periodista surge rápidamente dicen es que es gay o que se le vendió a alguna de sus fuentes. y eso se riega como póIvora, luego se retroalimentan con las frustraciones de sus colegas y después se vuelve una verdad a punta de repetición. de agregarle rumores y de darle tratamiento de pesquisa sotto voce.

Lo que también sucede es que en el periodismo se manejan muchas subjetividades y toda clase de reduccionismos y posiciones sesgadas que producen interpretaciones parceladas que, a la postre, generan mucho daño y contribuyen más bien poco en un país que lo que requiere es un repensamiento del periodismo y del columnismo, si se quiere un buen día tener una Colombia sin esquizofrenia, en la que quepamos todos y podamos alcanzar la paz que tanto pregonamos y poco construimos».

LOV: ¿Conoce al sellar Carlos Náder?

FA: «Claro. y mejor que muchos colombianos. Él componía con Coronen el honor de ser los principales enemigos de mi posesión como comisionado. Coronell. desde su influencia en los medios. y Náder, desde sus influencias en el Palacio de Nariño. Náder me odia desde hace casi 20 años porque yo fui el primer periodista que publicó en sus conversaciones con Pablo Escobar en la revista interview de España, en las que servía como emisario al capo para transmitir las amenazas al periódico El Tiempo, a César Gaviria y a David Turbay entre los que recuerdo.

Y de ahí en adelante se ha dedicado a inventar toda clases de calumnias y de historias fantasiosas sobre mí, a hacer lo mismo que hace Coronell, pero con su desenfrenada lengua. Coronell escribe y Náder habla. A mi también “El Loco” Náder me mando mensajes insultantes, aunque no por internet, porque en esa época no existía, y me mando a decir que nunca regresaría a Semana y que mi carrera periodística se cavaría porque el era íntimo amigo de todos los dueños del cuarto poder. Y Aunque es loco, no creo que haga amenazas de muerte como se ha insinuado al trata de relacionar un e-mail con los sufragios y las coronas. Eso es pura ficción y búsqueda de protagonismo en el afán victimizarse políticamente y de satanizar al Gobierno».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here